La mejor forma de entender para qué impulsamos la modificación de los circuitos electorales es pensar en una persona que tiene que recorrer más 50 kilómetros para votar. Si llueve, si no tiene medios de transporte, simplemente no sale de su casa, y no vota. Eso pasa desde hace décadas en Mar del Plata y Batán.

Es una de las explicaciones de por qué la participación electoral está por debajo de la media provincial. Generar una reforma es urgente e importante, porque pone el acento en la accesibilidad de los ciudadanos a los centros de votación, y está directamente relacionada con valores que el gobierno sostiene con políticas y hechos concretos. Primero, lograr una mayor participación para garantizar que se escuchen todas la voces; segundo propiciar mayor transparencia en el proceso electoral; y tercero, asegurar la legitimidad absoluta en el resultado de las elecciones.

Vamos a dar todos los pasos necesarios para que esta reforma, que propone pasar de los 8 circuitos actuales a 32, con criterios demográficos y geográficos actualizados, se aplique para las próximas elecciones en 2019. Esto no beneficia a ningún partido, es para todos por igual, porque antes que con los partidos, nuestro compromiso es con la democracia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Scroll to top